4 Consejos para aplicar a los ejercicios de estiramiento

0

Todos los que practicamos algún deporte, tenemos la obligación de realizar ejercicios de estiramiento a menos al finalizar la actividad.

Por eso, hoy te traemos los tres consejos básicos que siempre deben aplicar en sus ejercicios de estiramiento, independientemente la técnica que utilices para estirar los músculos y ganar flexibilidad.

1. Estirar “Después” del Ejercicio o Actividad.

Cuando el objetivo es aumentar nuestra elasticidad/flexibilidad, siempre es mejor hacer los ejercicios al final de una rutina o actividad.

Esto es, cuando nuestra temperatura corporal está en lo más alto y los músculos son capaces de estirar más cómodamente. A su vez, es una parte importante de un buen enfriamiento para reducir el post-ejercicio.

Las investigaciones sobre la prevención de lesiones (el razonamiento principal detrás de estiramiento), sugiere que estas aumentan si no precalentamos primero evitando asi que los tejidos del cuerpo aumenten su irritigación sanguínea.

Generalmente la mejor técnica de precalentamiento consiste en realizar un aumento muy gradual en intensidad, de la actividad que estamos llevando a cabo, por ejemplo, si vamos a trotar debemos comenzar caminando, aumentar gradualmente la velocidad durante unos 4-5 minutos y luego comenzar a trotar.

2. No elongar demasiado…. Recuerden que menos es más.

El mayor error que podemos llegar a cometer es “estirar demasiado fuerte”.

Al estirar un músculo más allá de límite “cómodo”, que en realidad es su resistencia… este se contrae como un mecanismo de seguridad contra las lesiones.Estiramiento extremo

La forma ideal para estirar es simplemente llevar el músculo a su “límite cómodo”. En el mundo del gimnasio y las pesas encanta la frase “No Pain No Gain” (Sin dolor no hay ganancias), pero recuerda que en el mundo del stretching el dolor es la manifestación natural de que algo está mal

3. El estiramiento debe ser “Mente – Cuerpo”; Utilicen el poder de su atención y de la respiración.

Con tan solo poner la atención de nuestra mente en el músculo lograremos estirar con una mejor técnica, lo que puede mejorar significativamente nuestra flexibilidad.

Tampoco te olvides de respirar. Respiren lenta y profundamente mientras estiras para ayudar a mantener el cuerpo más relajado. Esto hará que desaparezca cualquier efecto que genere tensión y de forma natural y espontánea sus músculos y articulaciones serán más flexibles.

4. Estira el tiempo necesario

El tiempo que le dediques a cada posición debe ser de al menos 30 segundos, y como dijimos antes realizando una respiración profunda y fluida. Un plan general de stretching seria incluir 3 sesiones semanales de 30 minutos sumadas a nuestras rutinas de entrenamiento deportivo.

[Total:4    Promedio:2.8/5]

Leave A Reply