El estiramiento y el uso de tacos altos ¿Cómo aliviar el dolor?

0

Si no tienes cuidado, el uso de tacones altos puede crear un mundo de problemas en tus pies. Pero… ¿qué podría salir mal con esos zapatos que sientes que se ven tan bien?

Por un lado, es muy posible que se genere algo de inflamación alrededor de los metatarsianos, esos huesos que unen la brecha del arco con la punta de los pies. Incluso, los pies, se vuelven más vulnerables a la fascitis plantar, una inflamación dolorosa del tejido conectivo lo largo de las plantas de los pies.

Pero el uso de tacones altos con demasiada frecuencia y durante demasiado tiempo, afecta más allá de los pies. El cambio en la posición de los pies al pasar de una pisada plana a una de puntillas obliga a las rodillas y a las caderas a ir hacia delante.

Eso, a su vez, fuerza la espalda baja a mantenerse en un arco profundo, mucho mayor al que uno suele estar acostumbrado. El resultado es una cascada de desequilibrios que recorre todo el camino hasta los dedos del pie.el estiramiento y los tacos altos

La buena noticia es que no tienes que renunciar a tus zapatos de taco alto para siempre. Pero racionar los momentos de uso sabiamente puede ayudar a mantener sanos tus pies:

El cuerpo humano no está preparado para caminar en tacones altos, por lo que lo más lógico es que, o bien no los usan más, o mejor guardarlos para ocasiones especiales o el fin de semana.

Pero si van a seguir usándolos frecuentemente conviene tomar algunas medidas proactivas para proteger tus pies:

  • Estirar las pantorrillas antes y después de usar tacones altos. Prueben con nuestros ejercicios de estiramiento para pantorrilla.
  • Elongar la fascia plantar: Dobla las piernas para que puedas llegar a los pies y tira suavemente los dedos del pie hacia las espinillas. Mantenga este estiramiento durante 30 segundos y repita cinco veces en cada lado. Intentes con tres sesiones de estiramiento por día.
  • Colocar una pelota de tenis en el suelo y descansar la planta de un pie en ella. Estira la fascia plantar haciendo rodar el balón hacia atrás y adelante a lo largo de todo el pie y en círculos (en ambas direcciones).
  • Si practicas yoga, cualquier pose que incorpore estiramientos de las pantorrillas o inclinaciones pélvicas puede resultar sumamente beneficiosa.
[Total:0    Promedio:0/5]

Leave A Reply